Tratamiento de errores en la medición de los ranking en la herramienta

Medir los rankings correctamente no es fácil. Nuestros más de diez años de experiencia nos han ayudado a aprender a navegar la mayoría de los obstáculos con éxito, pero, en ocasiones, algunos errores todavía se cuelan. En este artículo te explicamos cómo los gestionamos.


La recopilación de rankings en los buscadores se realiza en dos pasos. En el primero, recogemos los datos brutos. Estos datos brutos son procesados en una segunda fase.

Cuando los procesamos, analizamos no sólo el posicionamiento orgánico, sino también muchas otras características de los resultados de búsqueda. Para la mayor parte de términos de búsqueda, hay cientos de campos que deben ser identificados correctamente.

Los errores que describimos aquí normalmente ocurren cuando los buscadores alteran o «customizan» la apariencia de los resultados de búsqueda, o introducen nuevos tipos de resultados. No se trata de errores evitables en el desarrollo de la herramienta Sistrix, sino de la necesidad de una adaptación de la misma al diseño actualizado de la SERP.

Errores detectados automáticamente

Dado que publicamos datos para todos los mercados principales a diario, este proceso debe ser totalmente independiente y automatizado. Las desviaciones de los datos normales registrados a lo largo de los días anteriores son detectadas automáticamente, evitando que los datos se publiquen en la herramienta sin haber sido en primer lugar revisados por un empleado, quien identificará la causa del error y aplicará correcciones en los casos que vea necesario.

Si los datos diarios no están disponibles a primera hora de la mañana, ése suele ser el motivo. La información verificada y (posiblemente) corregida se publica cuanto antes, normalmente en el mismo día.

Detección no automatizada

La detección automática de errores sólo funciona si un número suficiente de resultados se ha visto afectado. Si los campos o características afectados sólo están presentes en unos pocos dominios, los revisamos si se detectan incoherencias, o cuando los usuarios nos las comunican.

Si podemos determinar la causa del error, se implementa una solución en la segunda etapa del proceso de medición de rankings. A partir de ahí, todos los datos procesados son correctos.

Dado que ofrecemos nuevos datos para los mercados relevantes todos los días, estos errores a menudo son visibles en los datos de los días anteriores. Si consideramos que el impacto del error es relevante para todos los usuarios de Sistrix, aprovechamos la oportunidad para corregir el error de manera retroactiva.

Esto es posible gracias a que archivamos los datos brutos de la primera fase de la medición del posicionamiento –que mencionábamos más arriba– durante más de cuatro semanas. Sólo que el procedimiento del procesamiento de los datos brutos se repite. Los datos brutos originales y correctos registrados en la fecha correspondiente se seguirán usando.

Debido a ello, los datos de los rankings y de la visibilidad pueden variar. Entendemos que los cambios sobre los datos durante esos últimos días resultan ser un poco molestos, pero consideramos que esta opción es mejor, frente a la posibilidad de estar devolviendo datos incorrectos. Por regla general, sólo afecta a los datos diarios de la herramienta, permaneciendo los datos semanales invariables.