Google Search Console: Diferencias y límites

En la Google Search Console, Google proporciona información interesante sobre el ranking de tu propio dominio. Estos datos difieren significativamente de los datos que proporcionamos en la herramienta SISTRIX Toolbox. Aquí explicamos las diferencias.

En agosto 2015, fuimos el primer proveedor en integrar la nueva interfaz API de la Search Console, conocida anteriormente como Google Webmaster Tools, en la herramienta para nuestros usuarios. Dado que tanto el método de recogida de datos como los propósitos de la Google Search Console y de la herramienta SISTRIX difieren entre sí, se plantean regularmente cuestiones relativas a la comparabilidad de las dos fuentes de datos. Estas preguntas se contestan en este post.

No se puede ser «el mejor» sin un punto de referencia

A menudo, los mejores resultados sólo se consiguen mediante la comparación directa con la competencia. No es casualidad que en un mismo día tres corredores rompieron la mágica marca de los 10 segundos de sprint de los 100 metros lisos en la «noche de la velocidad«, tras haber demostrado el primero de ellos que era posible.

La comparativa con la competencia es una de las características principales de la herramienta SISTRIX. Te mostraremos lo bien que te encuentras en comparación con tus competidores. Esta es la única manera en la que puedes evaluar realmente si eres bueno o si estás desaprovechando tu potencial.

Esta comparativa con la competencia no existe en la Google Search Console. Muestra datos históricos sobre tu dominio, pero no muestra información sobre el entorno para establecer esa comparativa. Quizá veas que obtienes más clics hoy que hace 4 semanas, pero ¿están generando tus competidores muchos más clics que tú?

Diferencias en la recopilación de datos

Los métodos de recopilación de datos de SISTRIX y la Search Console de Google son diferentes en esencia. Google Search Console sólo mide cuando alguien accede a una página de resultados de Google. Si no se accede a una página durante el período considerado, no hay medición y, por lo tanto, no se recogen datos.

En el caso de la herramienta SISTRIX, no nos basamos en las posibles acciones de los usuarios, sino que nosotros mismos medimos las posiciones de una palabra clave, de forma regular y fiable. Muchos de los siguientes puntos son el resultado de esta diferencia fundamental en la recopilación de datos.

El «buen tiempo» nos lleva a datos alternativos

Dadas las diferencias en los métodos de recopilación de datos, cualquier cambio en la demanda (es decir, el número y la calidad de las búsquedas) afecta directamente los resultados de la Search Console. Si el tiempo es particularmente bueno en una semana, se espera menos actividad. Sin embargo, en los rankings en sí, rara vez hay algún cambio.

Además del tiempo, pueden darse otras muchas circunstancias que afectan a la actividad de las búsquedas. La época del año, las vacaciones escolares, sucesos, eventos deportivos, campañas publicitarias, y muchos otros factores externos también pueden tener un impacto en las cifras medidas. Por lo tanto, la Search Console está estructuralmente mucho más cerca de una herramienta de análisis web como Google Analytics que un software de análisis SEO como SISTRIX.

El análisis de causa y efecto es fundamental en un entorno complejo como el SEO. Sin embargo, los numerosos factores externos que influyen en los datos de la Search Console de Google hacen que este análisis sea significativamente más difícil o incluso imposible.

No hay comparación entre los rankings mobile y desktop

En la mayoría de los países, el número de búsquedas hechas desde los smartphones ha superado el número de búsquedas desde los dispositivos de escritorio. El paso de Google al índice Mobile First subraya la importancia de una comparativa fiable entre el rendimiento de los móviles y el de desktop como la base de una estrategia de SEO preparada para el futuro.

Dado que el comportamiento de un usuario que busca desde su teléfono móvil y uno que busca desde un ordenador de escritorio difiere considerablemente, no es posible realizar una comparación válida en la Search Console de Google. Los usuarios de smartphones, por ejemplo, hacen clic con mucha menos frecuencia en la segunda o incluso tercera página de resultados, que los usuarios de desktop. Sin embargo, dado que los datos de GSC se basan en este comportamiento de los usuarios, no pueden servir de base para la comparación.

En la herramienta, nos aseguramos de que los SERPs de desktop y mobile se recojan de forma comparable.

No hay una distribución de los ranking fiable

La distribución de los rankings es una base elemental para la evaluación de formatos de contenido. Sólo los formatos de contenido que se sitúan por encima de la media en la primera página de resultados de Google merecen un mayor desarrollo.

Dado que los datos de la Search Console sólo se recogen si un usuario accede a la página de resultados correspondiente, la distribución de los rankings no puede determinarse correctamente a partir de los datos de la Search Console. Simplemente muy pocos usuarios acceden a la segunda, tercera o incluso décima página de resultados para que sea posible realizar evaluaciones fiables.

Falsificación de la visión de los problemas y las oportunidades

En principio, Google sólo mide las palabras clave con las que ya está posicionando con éxito en la primera página de resultados – pero no las palabras clave potencialmente interesantes que aparecen en posiciones más bajas. Si no tienes suerte de que un usuario de Google haga clic en la novena página de los resultados, esta palabra clave no aparece en las evaluaciones de la Search Console.

Posiciones perdidas ¿o sin visitantes?

De la misma manera, se ven afectadas también las keywords para las que anteriormente un sitio se posicionaba, pero ya no se posiciona. ¿Fue porque en realidad jamás se posicionó con esa palabra clave, o porque nadie vio la página de los resultados en cuestión? Es imposible decir en el momento de la comparativa si la propia página no estaba representada en el resultado o si simplemente ningún usuario visitó esos resultados de búsqueda.

Estas evaluaciones importantes son posibles con la herramienta. Nos aseguramos de que a la hora de comparar fechas, los datos disponen de contenidos y un marco establecido en los que la comparativa tiene lugar.

La consolidación de datos destruye la transparencia

Desde 2019 Google consolida los datos de la Search Console en base a la URL canónica dada en el HTML de la página. De este modo, Google establece un nivel de abstracción sobre los datos obtenidos. Esto hace que no esté claro qué URL se mostró en los resultados de la búsqueda. Como resultado, los errores de configuración, redirecciones, conversiones AMP y otros casos ya no se pueden rastrear de forma inequívoca.

El total de palabras clave no es el mismo

La API de Search Console cuenta (y entrega) las palabras clave como una combinación de palabra clave/término, URL, dispositivo y país. Solo el término «sistrix» aparece con 130 combinaciones diferentes, tal y como lo puedes ver en esta captura de pantalla. En la herramienta, sin embargo, contamos cada palabra clave sólo una vez. En este caso, si bien extremo, los números de GSC ocupan 130 líneas, mientras que en las tablas de palabras clave de SISTRIX sólo aparece una línea (la mejor posición para el dispositivo y el país seleccionados). Por lo tanto, es imposible comparar las cifras.

Las posiciones promedio pueden resultar confusas

La información sobre las posiciones en Google Search Console a menudo tiene decimales. Eso quiere decir que es posible conseguir una posición media de 2,6 para una palabra clave. Estos decimales se basan en el método que usa Google para contar los resultados.

Google cuenta los resultados con enlace a la página objetivo en orden de arriba hacia abajo, y luego continúa con otros elementos de los resultados de búsqueda, como los knowledge graphs, por ejemplo.

Fuente: https://support.google.com/webmasters/answer/7042828

Este método podría ser comprensible desde el punto de vista de un buscador, pero puede llevar al propietario de un sitio web a hacer suposiciones erróneas sobre estos datos.

Si tu página aparece en la primera posición de los resultados orgánicos, y sólo hay un knowledge graph en los resultados como elemento adicional donde también aparece el sitio web, Google calculará que la posición promedia equivale a 6 ((pos 1 + pos 11) / 2).

Los datos se entregan con retraso

Pasan unos días entre la medición por Google y el suministro de los datos medidos en Search Console. Por lo tanto, no se trabaja con los datos más actualizados. También hay constantes problemas con la entrega de datos. Resumiendo, GSC no es un producto con el que Google pueda ganar dinero, sino un mal necesario para evitar una mayor regulación.

Los datos de la Search Console no están completos

La Search Console de Google es históricamente una sucesora de la información de la palabra clave de referencia, pero hoy en día es filtrada por Google por razones de privacidad. Desafortunadamente, no hay información de Google sobre el posible alcance, extensión y antecedentes del filtrado de palabras clave. Tampoco se sabe si el filtrado va cambiando. Así que en la Search Console, en comparación con la antigua solución que utilizaba la cadena de referencia, faltan datos – no está claro cuántos y de acuerdo con qué reglas.

Antecedentes: origen de la Search Console de Google

Para entender por qué Google ofrece los datos de la Search Console en su forma actual, es útil conocer el origen de la Search Console (antes Google Webmaster Tools).

Durante mucho tiempo, los resultados de búsqueda de Google se entregaron sin cifrar (es decir, sin HTTPS). Como resultado, cada webmaster podía leer el campo de referencia en su archivo de registro del servidor web para ver qué palabra clave estaba buscando la persona que acababa de llegar a la página.

Con la introducción del cifrado SSL a finales de 2011, esta situación ha cambiado: un número cada vez mayor de todas las búsquedas de Google se han cifrado. En el curso de esta conversión, Google ha interrumpido la transferencia de información de palabras clave a los operadores de sitios web. En las evaluaciones sólo se mostraba «Not Provided«.

Google justificó el cambio con el hecho de que los usuarios en una búsqueda cifrada asumen que las palabras clave introducidas se mantendrán confidenciales y no se transmitirán a terceros.

Para no dejar a los operadores de sitios web completamente a oscuras, el informe de rendimiento de hoy se ha introducido en la Search Console de Google. Después de que Google haya filtrado y limitado los datos de las palabras clave, el webmaster puede ver la información sobre sus palabras clave.

Desde el punto de vista de Google, la Search Console de Google es, por lo tanto, la sucesora del campo de referencia de los archivos de registro del servidor web, y funciona más como una extensión de Google Analytics que un software de SEO.