La caída de Examine.com – ¿Se permite que Google emita una opinión?

Johannes Beus
Johannes Beus
19. agosto 2019
Johannes Beus
Johannes Beus
Johannes Beus ist Gründer und Geschäftsführer von SISTRIX.

Los dominios relacionados con salud han sido afectados ampliamente por las recientes actualizaciones core de Google. Ahora, con examine.com, se ve afectado un dominio que parecía estar haciendo todo bien. ¿Google está fallando debido a sus altas exigencias?

Kamal Patel, investigador de la nutrición y uno de los fundadores de Examine.com, ha iniciado un interesante debate sobre cómo Google maneja el contenido de temas sensibles, en su artículo ¿Por qué ha desaparecido Examine.com de los resultados de búsqueda?

Examine.com fue fundada en 2011 por Sol Orwell, Kurtis Frank y Kamal Patel. El objetivo fue resumir el conocimiento nutricional y alimenticio en base a estudios científicos demostrados. Los rankings del dominio han cambiado en varias ocasiones por las principales actualizaciones de Google efectuadas en el pasado. Aquí está un ejemplo de la visibilidad en el Reino Unido:

Gráfico que muestra la visibilidad de examine.com en UK y su tendencia descendente en agosto

Hace unos días hubo una pérdida adicional de visibilidad en los resultados de búsqueda de Google. Si nos fijamos en los datos de visibilidad diarias en Sistrix, el dominio ha desaparecido (casi) totalmente de las SERPs:

Gráfico que muestra la visibilidad diaria de examine.com en UK y las fechas exactas de su caída

Basándonos en de la Distribución de Rankings, está claro que algunas de las palabras clave por las que todavía tiene rankings Examine.com, apenas tiene presencia en la primera página, la más importante de los resultados de Google. Kamal Patel confirma esta hipótesis con los datos de Google Analytics: durante unos días, la gráfica está levemente encima de la línea de cero:

Gráfico que muestra tráfico orgánico de examine.com, coincide con el descenso de visibilidad
Tráfico orgánico a examine.com

Examine.com, el estudiante modelo

¿Qué pasó? Superficialmente, examine.com cae fácilmente en el patrón de muchos dominios relacionados con la salud: la nutrición y los suplementos dietéticos – un tema que tradicionalmente ha atraído a comerciantes deshonestos y que actualmente está poco regulado en Internet.

Pero en este caso, la realidad es un poco diferente: Examine.com cumple y supera todos los requisitos que Google tiene en las Guidelines de Quality Raters, para páginas tipo «Your Money, Your Life” (YMYL) :

  • Los artículos son escritos exclusivamente en una base científica basada en la evidencia
  • Se citan y enlazan las fuentes
  • Los contenidos son escritos por expertos

Examine.com es el estudiante modelo en este campo sensible – y todavía se pone al mismo nivel de sitios como mercola.com, que se distinguen por frases como “pero los ensayos clínicos … no son calificaciones. Son una estafa “.

Como Kamal Patel sospecha correctamente, Examine.com se ve atrapado en el fuego cruzado del nuevo enfoque de Google.

El dilema de Google

Google ha considerado durante mucho tiempo los resultados de búsqueda como una solución técnica y se abstuvo de cualquier evaluación o clasificación del contenido en sí. Los resultados mostrados fueron los coincidentes con buenas señales de ranking, aun cuando, como en el caso de “fracaso miserable”, fue la biografía de un presidente de Estados Unidos. Incluso los acantilados políticamente peligrosos, como la personalización de los resultados de búsqueda, han sido omitidos inteligentemente por Google.

Sin embargo, Google es más que un motor de búsqueda ahora. Dado que los usuarios sólo proporcionan valiosos clics de publicidad dentro de las SERPs, Google se esfuerza por mantener a los usuarios en su propia red por más tiempo. Si bien esto se centró inicialmente en búsquedas simples y objetivamente verificables, tales como búsquedas del tiempo o precios del mercado de valores, Google está ahora en disposición de proporcionar una única respuesta a muchas preguntas de los usuarios (más sobre el tema en esta entrada del blog).

Google tiene buenas intenciones

Por un lado, Google tiene buenas intenciones. Las Guidelines de Quality Rater de Google hacen hincapié en la importancia de la calidad del contenido y que sea objetivamente verificable, especialmente para temas sensibles como la salud o las finanzas de los usuarios. Google defiende los ideales correctos: científicamente verificable, transparente, objetivamente correctos. Google también reconoce su responsabilidad con los usuarios.

Una tarea (casi) sin solución

Por otro lado, existe el peligro de que Google empiece a comportarse mal. El planteamiento binario de contenido correcto / incorrecto es (casi) imposible y la visibilidad errática de muchos dominios del sector salud revela cómo de incierto es el algoritmo con esta tarea. También plantea la cuestión de si un posicionamiento incorrecto, como en el ejemplo de Examine.com, hace menos daño que al revés.

Conclusión

Google seguirá teniendo una opinión sobre el contenido. Hasta ahora, las leyes del país respectivo estableció el marco para el contenido permitido en las SERPs. Ahora y en el futuro, el motor de búsqueda definirá reglas más estrictas. Esto es comprensible y teóricamente correcto, pero trae grandes peligros – no sólo para los SEO, sino también para Google.

Artículos relacionados
Comentarios
Christian   
21. agosto 2019, 18:50

Lo de las últimas updates de calidad de Google son una auténtica chapuza. Chapuza tras chapuza, corrigiendo errores, y así sucesivamente. Se pasó con la update de agosto de 2018, y pareció corregir algo de la tendencia en marzo de 2019, para nuevamente volver a lanzar una update que en realidad fue una auténtica porquería. Solo mantienen al pie de cañón a aquellos medios que SÍ disponen del presupuesto suficiente como para comprar anuncios patrocinados dentro de la propia Google, de manera que muchos de los grandes continúan manteniéndose igual, aún a pesar de que sus contenidos puedan ser una soberana basura. Que un site hable sobre salud o nutrición no significa que necesariamente deban escribirlo médicos o nutricionistas. ¿No existen, acaso, los periodistas especializados? ¿Dónde quedó entonces el trabajo de periodismo en este sentido? Lo dicho: el algoritmo de Google relacionado con la calidad de los contenidos es una soberana basura. Y si no, aún podemos ver bien posicionados sites que copian el contenido de otros, situándose incluso por encima de los originales.

Pasados 30 días no será posible publicar más comentarios.