Errores comunes con los enlaces

¿Qué son los enlaces externos rotos?

Los enlaces externos rotos son enlaces que conducen a un destino fuera de la propia página que no existe o ha dejado de existir. Las razones para esto son diversas: los sitios web desaparecen de Internet, las páginas se mueven debido a reestructuraciones o actualizaciones, o simplemente se eliminan. Los errores en la URL también conducen a enlaces rotos.

Los enlaces externos rotos pueden ser una verdadera molestia para los usuarios. Si haces clic en un enlace y solo recibes un mensaje de error, no obtienes la información adicional que estabas buscando. Si esto sucede varias veces, tiene un impacto extremadamente negativo para la experiencia del usuario.

Por lo tanto, los webmasters o los especialistas en SEO deberían verificar regularmente si hay enlaces externos rotos y dónde ocurren, corregirlos o eliminarlos. De esta manera, no solo los usuarios se sentirán mucho más cómodos, sino que el sitio web también transmitirá una impresión de estar bien mantenido y profesional, lo que será mejor valorado por los motores de búsqueda. Los enlaces externos rotos se pueden detectar fácilmente utilizando herramientas como SISTRIX.

¿Cuántos enlaces entrantes debería tener una página?

La respuesta a la pregunta de cuántos enlaces internos entrantes debería tener una página depende de la cantidad total de enlaces. En general, existe la posibilidad de mostrar a los motores de búsqueda mediante una buena estructura de enlaces cuáles son las páginas más importantes. Por lo tanto, las páginas importantes deben tener enlaces internos frecuentes en proporción a la cantidad total de enlaces internos disponibles.

En cuanto a los enlaces entrantes en términos de backlinks, generalmente se aplica la premisa de que cuantos más, mejor. Los llamados backlinks siguen siendo un indicador de calidad para Google, y especialmente en áreas competitivas pueden ser determinantes para el posicionamiento. Además, también atraen visitas a tu propio sitio web. Sin embargo, lo más importante es la calidad de estos enlaces entrantes.

Un enlace puede tener un valor diferente para la optimización de los motores de búsqueda y para su propio tráfico. Un enlace proveniente de un sitio web con mucho tráfico, al que tanto la audiencia como Google consideran altamente competente, tiene más valor que docenas de enlaces provenientes de un sitio web con poca visibilidad.

Páginas enlazadas internamente con follow y nofollow: ¿Tengo que elegir un atributo?

Básicamente, debes elegir uno de los dos atributos para cada enlace. Es recomendable que tengas claro qué páginas deben ser enlazadas con qué atributo.

Para facilitar la decisión, se puede tener en cuenta una consideración: durante mucho tiempo, los especialistas en SEO han utilizado el atributo nofollow para enlazar páginas que no eran relevantes para el posicionamiento, como el aviso legal o la política de privacidad. La idea detrás de esto era evitar desperdiciar «Linkjuice» y el presupuesto de rastreo en páginas que no deben posicionarse en absoluto.

Sin embargo, los cambios en el algoritmo de Google han llevado a que el motor de búsqueda no distinga entre los enlaces internos con los atributos follow y nofollow: Google sigue ambos tipos de enlaces de manera equivalente. De hecho, Matt Cutts ya afirmó en 2009 que los enlaces internos con atributo nofollow podrían incluso causar daño.

Por lo tanto, como mejor práctica, se recomienda utilizar el atributo follow en todos los enlaces internos. Mientras que las páginas que no deben aparecer en los resultados de búsqueda pueden ser etiquetadas con la etiqueta noindex correspondiente.

Por lo tanto, no solo es recomendable que elijas un atributo, sino que, tal y como están las cosas, debes enlazar internamente con «follow». La cantidad de enlaces internos es lo que importa, no su atributo. Por lo tanto, puedes controlar el «Linkjuice» mediante una estructura de enlaces coherente y significativa.

31.01.2024