Análisis de enlaces internos: Cómo optimizar la estructura de enlaces

Una buena vinculación de enlaces internos mejora la visibilidad de las páginas y ofrece una experiencia de usuario positiva. Aquí te explicamos cómo analizar y optimizar los enlaces internos.

Los backlinks son importantes, pero no olvides el enlazado interno de tu sitio web. Si configuras los enlaces internos de manera inteligente podrás aprovechar muchas ventajas, como reducir la tasa de rebote y favorecer un buen posicionamiento para las páginas individuales.

Hay muchas buenas razones para analizar y optimizar los enlaces internos. La gran ventaja es que, a diferencia de los enlaces externos, no tienes que depender de otros para hacerlo. Solo necesitas saber dónde debes prestar atención.

¿Por qué los enlaces internos son tan importantes para el SEO?: Las ventajas a simple vista

Con los enlaces internos, los usuarios y los rastreadores de los motores de búsqueda pueden orientarse.

Esto tiene las siguientes ventajas:

  • Un buen enlazado interno asegura que el rastreador de motores de búsqueda indexe todas las páginas de tu sitio web. De lo contrario, es posible que una página no sea detectada por Google.
  • Los enlaces internos con textos de anclaje significativos ayudan a Google a entender de qué trata una página y para qué palabras clave debe posicionarse.
  • Puedes utilizarlos para distribuir el linkjuice de enlaces externos internamente en tu sitio web. Esto significa que puedes dar más linkjuice a las páginas importantes, y viceversa. De esta manera, se puede lograr que las páginas internas se posicionen incluso para palabras clave altamente competitivas.
  • Los enlaces internos ayudan a los usuarios a navegar por las páginas de tu sitio web, especialmente para encontrar rápidamente lo que buscan. Esto reduce la tasa de rebote y tiene un impacto positivo en la tasa de conversión.

Por estas razones, los enlaces internos se consideran un factor de posicionamiento importante. Además, la creación de enlaces internos es más fácil que obtener backlinks. No es necesario preocuparse por temas como el «Bad Neighbourhood» y las palabras clave como texto de anclaje son bienvenidas. También puedes ser generoso con la cantidad de enlaces internos que utilizas. Hablaremos más al respecto a continuación.

Nota importante: Los efectos sobre el posicionamiento son óptimos cuando se combinan enlaces externos valiosos y enlaces internos bien situados.

Análisis de los enlaces internos

Las páginas web cambian. Hay contenido que se archiva, a la vez que se crea otro nuevo. Por lo tanto, los enlaces internos también cambian. Es importante analizar regularmente los enlaces internos, especialmente si nunca antes has considerado su importancia. La mejor manera de hacerlo es sistemáticamente.

Para analizar los enlaces internos, necesitas una visión general completa. Puedes seguir estos pasos:

  1. Hacer un análisis manualmente y registrar todos los enlaces internos de tu sitio web en un documento de Excel o
  2. Utilizar una herramienta que busque/ rastree automáticamente los enlaces internos.

Los proyectos de análisis Onpage de SISTRIX te proporcionan una visión general de todos los enlaces internos entrantes y salientes para todas las URLs que hayamos podido rastrear, a través de los enlaces internos establecidos en tu web. Además, puedes utilizar otras herramientas para visualizar estructuras de enlaces.

Cuando realices el análisis, presta atención no solo a dónde llevan los enlaces, sino también a qué textos de anclaje tienen.

Checklist para enlaces internos

Las siguientes preguntas te ayudarán a analizar y, sobre todo, a optimizar los enlaces internos:

¿Cuántos enlaces tienen mis páginas?

Las directrices de Google para webmasters establecen:

Limita el número de enlaces de una página a un nivel razonable. Debería ser de unos pocos miles como máximo.

Así que puedes ser generoso en ese sentido. Sin embargo, no tomes lo de los 1.000 enlaces literalmente. Por un lado, demasiados enlaces pueden abrumar a los usuarios. Por otro lado, el linkjuice que una página puede transmitir se distribuye entre todos los enlaces internos que salen de ella. Cuantos más enlaces tenga una URL, menos linkjuice transportará hacia otras.

¿Qué textos de anclaje debería utilizar?

¿Todavía tienes enlaces que comienzan con palabras como «aquí»? Es hora de cambiar ese texto de anclaje por algo más significativo. Lo ideal sería utilizar la palabra clave principal o una de las palabras clave principales de la página de destino.

Esto ayudará a Googlebot a entender hacia dónde se dirige el enlace. También mejorará el posicionamiento de la página de destino para las palabras clave relevantes.

Lo dice el propio Google:

Cuanto mejor sea tu texto de anclaje, más fácil será para los usuarios acceder a la página enlazada y mejor reconocerá Google el contenido de esa página.

Wikipedia es un buen ejemplo de páginas que enlazan exitosamente con palabras clave. En este caso, no importa si tienes varios enlaces con el mismo texto de anclaje. Sin embargo, ambos deben tener sentido: el enlace y el texto de anclaje. Esto nos lleva al siguiente punto.

¿Tienen sentido mis enlaces desde el punto de vista del contenido?

Para los usuarios no tiene mucho sentido un enlace a una página sobre sandalias en una página sobre zapatos de invierno. En cambio, sería lógico en el contexto adecuado enlazar a una página con gorros y bufandas, o a una página con más información sobre zapatos de invierno.

Lo ideal es que los enlaces correspondan al siguiente clic lógico de los usuarios. De esta manera, se crea una segunda navegación dentro del contenido principal y los usuarios no tienen que reorientarse continuamente hacia la navegación principal.

También asegúrate de que los textos sean fluidos y de que su contenido no se vea interrumpido por enlaces forzados.

¿Dónde se coloca un enlace?

Además de los enlaces en la navegación, los enlaces en el contenido principal tienen una alta prioridad. Coloca el enlace preferiblemente al inicio del texto. Los enlaces en el pie de página son irrelevantes.

¿Los enlaces son reconocibles como tales?

Destaca visualmente los enlaces, por ejemplo, subrayándolos y/o escribiéndolos en un color diferente.

¿Hay enlaces rotos?

Si has decidido analizar los enlaces internos, presta atención a los enlaces rotos. Esto ocurre a menudo cuando las páginas se reestructuran con frecuencia y los enlaces terminan por conducir a ninguna parte. Esto no gusta ni a los usuarios ni a los motores de búsqueda. A veces también es necesario redireccionar para evitar enlaces rotos.

Análisis de la estructura de enlaces

Si no estás seguro de qué tan buena es la estructura de tus enlaces internos, puedes realiza una prueba fácilmente tú mismo.

Ponte en el lugar de los usuarios y navega por tu sitio web:

  • ¿Puedes acceder a todas las páginas relevantes a través de enlaces internos?
  • ¿Tienes que volver a menudo a la navegación principal o puedes navegar casi completamente por el contenido principal a través de los enlaces establecidos?
  • ¿Existen situaciones en las que te encuentras en un «callejón sin salida»?
  • ¿Los enlaces interrumpen el flujo de lectura o parecen poco naturales en el texto?

Conclusión

Dado que el enlazado interno desempeña un papel importante en el posicionamiento de los sitios web y la experiencia del usuario, es importante analizar regularmente los enlaces internos. Una herramienta te puede ayudar en este proceso. Ten en cuenta también los consejos mencionados aquí al agregar nuevos enlaces en tu sitio web y no pierdas de vista el panorama general. De esta manera, conseguirás una experiencia positiva tanto para los usuarios como para los motores de búsqueda

01.12.2023