Actualización de la experiencia de la página después de un mes – ¿Qué ha pasado?

Hoy hace exactamente un mes que Google lanzó la Actualización de la Experiencia de Página. Desde entonces, los sitios web considerados como “buenos” deberían haber sido impulsados y, por el contrario, los considerados como “malos sitios web” deberían haberse visto perjudicados. En este artículo, examinaremos si ha habido alguna evolución inicial después del primer mes.

Cada vez que Google confirma oficialmente nuevos factores de posicionamiento, las prioridades y las listas de tareas de empresas enteras cambian. Así ocurrió en su día con la introducción de HTTPS como factor de posicionamiento y el año pasado con el anuncio de la actualización de la experiencia de página.

Ya ha pasado exactamente un mes, por lo que, de los aproximadamente dos meses y medio que Google está tardando en desplegar esta actualización, ya ha pasado casi la mitad. Dado lo anterior, es un buen momento para echar un vistazo a lo que está pasando en las SERPs.

En este post aclararemos si ya se han producido cambios que se puedan medir en los resultados de búsqueda.

Actualización de la experiencia de página de Google

El año pasado, Google anunció que agruparía distintas señales que mostraran ser amigables para los usuarios de las páginas web en un factor de posicionamiento. En este nuevo factor confluyen las siguientes señales:

  • Core Web Vitals: una nueva forma de medir el rendimiento de la página web. Esta parte de la actualización es la que más atención ha recibido en los últimos meses. Más información aquí.
  • Optimización para dispositivos móviles: dado que más de la mitad de las búsquedas se realizan desde teléfonos móviles, la optimización de los sitios web para los dispositivos móviles (mobile friendliness) es desde hace tiempo un factor de posicionamiento oficial y reconocido.
  • Navegación segura: una base de datos de Google para advertir a los usuarios sobre la visita a sitios web peligrosos. En ella están representados los sitios web pirateados, las páginas de phishing y otros contenidos similares.
  • HTTPS: todos los sitios web deben entregarse cifrados. Esta medida está pensada para proteger a los usuarios de ser leídos por los proveedores, así como por otro tipo de terceros y a Google de intercambiar involuntariamente contenidos o anuncios.
  • Intersticiales: se pretende que los visitantes de las páginas no sean desviados del contenido real que están buscando por molestos intersticiales.

A excepción de las Core Web Vitals (CWV), todos los elementos formaban parte oficialmente de los factores de posicionamiento de Google antes de la actualización. Siendo así, la novedad que aporta esta actualización es que todos los puntos individuales se resumen en un único factor de posicionamiento y en el Core Web Vitals.

En abril, Google anunció que la actualización de la experiencia de página se llevaría a cabo desde mediados de junio hasta finales de agosto. Este es unn periodo de tiempo inusualmente largo, si tenemos en cuenta que la mayoría de las actualizaciones «normales» entran en vigor en pocos días.

Nuestros resultados: ¿qué hemos analizado?

Analizar los factores de posicionamiento de Google suele ser como intentar ponerle el cascabel al gato. Intervienen demasiados elementos diferentes y en constante cambio para que el intento pueda tener éxito. Y esto sin ni tan siquiera empezar a hablar de correlación y causalidad.

En este caso, sin embargo, la situación es un poco diferente. A través de las comunicaciones por parte de Google en el período previo a la actualización, sabemos muchos puntos clave sobre la actualización:

  • Duración: sabemos que los cambios en el ranking serán visibles entre el 15 de junio de 2021 y el 31 de agosto de 2021.
  • Métricas: solo las Core Web Vitals son nuevas. Todos los demás valores de esta actualización ya forman parte de los factores de posicionamiento existentes. Por lo tanto, podemos suponer que cualquier diferencia en el posicionamiento se debe a los CWV.
  • Evaluación: Google ha comunicado claramente qué valores son buenos para las Core Web Vitals, qué valores considera suficientes y qué valores son malos.
  • Dirección del cambio: está claro que los considerados valores malos en las Core Web Vitals han llevado a peores y no a mejores posiciones de las páginas web.

Con esta información en nuestro poder, estamos en una muy buena disposición para arrojar algo de luz sobre esta actualización. Nuestro proceso para medir el impacto de la actualización de la experiencia de página de Google es el siguiente:

  1. Tomamos todos los sitios web que claramente no cumplen con las expectativas de Google para el Core Web Vitals. No incluimos nada que sea aceptable, sólo aquellos sitios web que están claramente en rojo.
  2. De todos estos sitios web determinamos el Índice de Visibilidad diario de SISTRIX a partir del 15 de junio de 2021, a fin de evaluar el rendimiento en los resultados de búsqueda de Google.
  3. Volvemos a tomar como referencia el Índice de Visibilidad diario a partir del 15 de junio (el inicio de la actualización) en 100. Lo hacemos para todos los dominios afectados.
  4. A continuación, determinamos la media diaria de todos los dominios evaluados. Los valores superiores a 100 significan que la visibilidad media de los dominios examinados ha aumentado, mientras que los valores inferiores a 100 significan que ha disminuido.

Las expectativas de los resultados son claras: si los valores negativos de las Core Web Vital son un factor de posicionamiento en el contexto de la actualización de la experiencia de la página, los sitios web con valores malos de CWV también deben tener peores posiciones. Por lo tanto, el valor del índice en todos estos dominios debería disminuir.

El resultado: No hay mucho que ver (hasta ahora)

Hemos seguido el procedimiento descrito hasta aquí y hemos evaluado un total de 46.042 sitios web diferentes que claramente no cumplían los requisitos de Google para Core Web Vitals.

Al igual que con Google, las mediciones se realizaron con datos de campo. Por lo tanto, no nos hemos apoyado en una automedida, sino en datos de rendimiento determinados por usuarios reales en Chrome. Recuerda que Google ha confirmado que esta actualización también se basa en estos datos. El resultado es el siguiente:

El inicio de la actualización de la experiencia de página de Google el 15 de junio de 2021 se muestra claramente en el diagrama. La media de los 46.042 sitios web analizados en esta fecha también se vuelve a basar en 100.

Como se puede ver, ¡no se ve nada! 

Desde el inicio de la actualización, no se ha producido un empeoramiento sistemático del posicionamiento de Google para todos los sitios web que no cumplen los requisitos de Google. Al contrario, el índice ha subido ligeramente de 100 puntos al principio a 100,1804 puntos hoy.

Conclusión: ¿queda algo más por venir?

Los resultados tras el primer mes de la actualización de la Experiencia de Página de Google son aleccionadores. Hasta ahora no hemos podido medir cambios sistemáticos en el ranking. Por el contrario, hay incluso una tendencia muy ligera y positiva en la visibilidad de Google para los dominios con valores malos.

Pero Google aún tiene tiempo por delante, insistimos en que de los aproximadamente dos meses y medio, sólo ha pasado el primer mes. Por nuestra parte, seguiremos vigilando la situación y ofreceremos una actualización coincidiendo, a más tardar, con el final de la actualización de la experiencia de página, a finales de agosto. En cualquier caso, nuestras expectativas son altas tras el maratón de anuncios de Google.

Artículos relacionados
Comentarios
Lino   
20. julio 2021, 21:46

¿Y si realmente no valiesen para nada las métricas de CWV? Yo opino que ni siquiera en caso de empate (como dicen) lo valora.

Creo que solamente valorará estas métricas en caso de que alguna de ellas rebase cierto umbral, es decir, si hará cuándo una métrica rebase un umbral determinado (por ejemplo Largest Contentful Paint) que Google determine como «métrica dentro de lo aceptable» entonces sí será perjudicado, y bastante.

Sugerencia de análisis: comprobar si hay algún umbral en alguna de las métricas para el cual sí se aprecian claros cambios en la visibilidad.

Para ello se podría coger URLs / dominios con las métricas peores (con una mínima visibilidad) y ver si han sido afectados. Si hubiese un umbral se debería de notar para esas URLs que rebasen el umbral.

Gracias por compartir y saludos!

You have to be logged in to write comments.