¿Obtener noticias SEO directamente en tu bandeja de entrada?

¿Cómo puedo cambiar mi sitio web de forma más segura a un nuevo nombre de dominio?

Un cambio en el nombre del dominio no debe conllevar ninguna (a largo plazo) consecuencia negativa en SEO;  siempre y cuando se planee de forma cuidadosa y se realice correctamente, evitando así una de las más temidas perdidas en el posicionamiento. Para realizar un cambio de dominio con cuidado, el cambio de dirección del sitio web de Google debe ser comunicado en la Google Search Console y posteriormente todo el contenido del dominio antiguo debe ser reenviado al nuevo dominio con una 301-Redirect (redirección 301).

Te explicaremos paso a paso cómo mover tu sitio web de forma segura. Siempre que hayas verificado ambos dominios (antiguo y nuevo) en la misma cuenta de la Google Search Console, en este artículo se explican los siguientes pasos: la migración de tu dominio se realizará sin problemas:

  • Todos los contenidos del antiguo dominio deben se redirigidos. mediante una redirección 301 al nuevo nombre del dominio
  • Comprobar los enlaces internos.
  • Informar a Google sobre el cambio de dirección del dominio en la Google Search Console.
  • Dejar rastrear por Google el nuevo dominio.
Nota: Google tarda un tiempo en confiar en el nuevo dominio y en transferir todas las métricas del dominio antiguo al nuevo. Echa un vistazo también a nuestro Blogpost: El riesgo de un cambio de dominio en el posicionamiento en Google.

Redirección 301 del dominio antiguo

Para que los usuarios y el Google-Bot sean redirigidos automáticamente al nuevo dominio cuando se solicite el nombre de dominio antiguo, ahora debe configurarse una redirección 301 para el nombre del dominio antiguo.

Para redirigir el antiguo al nuevo dominio usando el código de estado HTTP 301, se debe escribir la siguiente RewriteRule en el archivo.htaccess:

RewriteEngine On
RewriteCond %{HTTP_HOST} ^ANTIGUO-dominio.es$ [NC]
RewriteRule ^(.*)$ https://www.NUEVO-dominio.es/$1 [R=301,L]
RewriteCond %{HTTP_HOST} ^www.ANTIGUO-dominio.es$ [NC]
RewriteRule ^(.*)$ https://www.NUEVO-dominio.es/$1 [L,R=301]

Esto también reenviará todas las URLs. Si, por ejemplo, se accede a una URL del dominio antiguo (www.antiguo-dominio.es/product-1/), se accede automáticamente a la misma URL del nuevo dominio (www.nuevo-dominio.es/product-1/).

¿Las redirecciones son nuevas para ti? Entonces puedes averiguar aquí qué es una redirección 301 y cómo crearla:

Una vez que hayas redirigido el dominio antiguo al nuevo, el segundo paso está hecho.

Comprobar enlaces internos

Si has enlazado tu contenido en el sitio web con rutas absolutas, es decir, siempre has utilizado la URL completa incluyendo el nombre de host del antiguo dominio, estos enlaces internos deben ser adaptados. En este caso, el nombre de dominio antiguo debe compararse con el nuevo dominio dentro de cada enlace. Si el enlace interno del sitio web se construye por rutas relativas, no es necesario cambiar la estructura del enlace.

Diferencia entre rutas absolutas y relativas

Una ruta absoluta siempre incluye el nombre del host:

https://www.deinedomain.de/produkt-1/

Una ruta relativa de un enlace de esta URL se vería así:

/produkt-1/

Ya casi estás ahí. Ahora el nuevo dominio solo tiene que ser indexado.

Informar a Google sobre el cambio de dirección del dominio en la Google Search Console.

Incluso hoy en día, un cambio de dirección de sitio web sólo se puede enviar en la vista anterior de la Consola de Búsqueda de Google. Simplemente haga clic en el engranaje en la esquina superior derecha y seleccione Cambiar dirección en el menú desplegable.

Cambio de dirección de un dominio en la Google Search Console (DE)
Cambio de dirección de un dominio en la Google Search Console

Una vez abierta la página de cambio de dirección, el nuevo nombre de dominio puede seleccionarse en una lista desplegable y enviarse a Google.

A la izquierda el nombre de dominio antiguo y a la derecha la selección del nuevo dominio. (DE)
A la izquierda el nombre de dominio antiguo y a la derecha la selección del nuevo dominio.

Ya se ha dado el primer paso; se ha solicitado con éxito el cambio de dirección.

Dejar rastrear a Google el nuevo dominio

Para que Google pueda reconocer rápidamente el nuevo dominio e indexar su contenido, debes pedirle a Google que rastree el nuevo sitio web.

En la Google Search Console, primero se comprueba la URL:

Comprobar la URL en la Google Search Console

Se abrirá la ranura de búsqueda, donde también puedes introducir una URL directamente. Google comprobará ahora la URL que has introducido:

Google comprueba si la URL ya ha sido indexada.
Google comprueba si la URL ya ha sido indexada.

Después de la comprobación, puedes solicitar la indexación de Google en la siguiente vista – funciona igual para el contenido ya indexado, como se muestra aquí:

solicitar la indexación de Google en la siguiente vista - funciona igual para el contenido ya indexado, como se muestra en la imagen

Para facilitar el proceso de rastreo, también debes enviar un Sitemap XML a Google.

Una vez que hayas seguido estos pasos, habrás hecho todo lo técnicamente necesario para que el traslado del dominio se realice sin problemas. Es importante monitorear esto por un tiempo:

El control de la reubicación del dominio

Supervisar la migración del dominio en la Google Search Console

Deberías echar un vistazo a las estadísticas de rastreo del nuevo dominio en la Google Search Console durante unas semanas. Esto te ayudará a identificar cualquier error de rastreo en primer lugar. Google recomienda vigilar los sitios web de gran tamaño durante unos 180 días y proporciona una guía completa en la sección de ayuda de la Google Search Console para todos los ajustes necesarios en el transcurso de una mudanza de dominio.

Supervisar la migración del dominio en SISTRIX Toolbox

El éxito de la migración del dominio se puede observar mediante una comparación de la visibilidad del dominio antiguo con la visibilidad del dominio nuevo en la herramienta SISTRIX.

Una migración del dominio dictionary.reference.com a dictionary.com exitosa: La visibilidad se transferirá completamente al nuevo dominio en pocos días.

El cambio en la visibilidad de ambos dominios muestra claramente que a partir de ahora los contenidos del nuevo dominio aparecerán en las páginas de resultados de búsqueda de Google y no en las del dominio antiguo.

Para comprobar la estructura interna de los enlaces, se puede utilizar el Optimizer SISTRIX con una evaluación detallada activada de todos los detalles.

Lo que dice Google

Las redirecciones 301 no tienen un mayor factor de amortiüación que los Links.

Fuente: Un par links de gatos

Nuestra conclusión

Asegúrate siempre de que todas las páginas que aún existen se redirigen correctamente a la nueva URL. Utiliza siempre el código de estado 301 para estas redirecciones.

Artículos relacionados