¿Obtener noticias SEO directamente en tu bandeja de entrada?

¿Qué es el CPC? (Coste por clic)

Con el modelo de remuneración Costo por clic, se paga por cada clic individual en un medio publicitario. El precio CPC puede ser fijo o variable.

CPC como modelo de liquidación

El modelo de facturación de calcular un importe fijo o variable por cada clic en un medio publicitario se ha establecido como un modelo de compensación primaria en el marketing online y especialmente en el marketing de resultados. Esto tiene mucho que ver con la posición de Google AdWords, que funciona principalmente sobre una base CPC.

Ventajas de la facturación por clic

Dado que en la publicidad CPC toda interacción con el medio publicitario desencadena una visita al sitio web, la facturación de coste por clic difiere enormemente del modelo de facturación CPM (precio de miles de contactos), que se utiliza en muchos medios offline.

Por lo tanto, el anunciante sólo paga por los usuarios que realmente terminan en una página.

Gracias a Google y a su plataforma AdWords, la mayoría de los anuncios que se reproducen en línea se subastan. Esto facilita el cálculo de los costes publicitarios, lo que resulta especialmente útil en el caso de anuncios con baja competencia o páginas de destino de alta calidad (factor de calidad para las campañas de AdWords). El retorno de la inversión también se puede calcular sin gran esfuerzo.

Desventajas de la facturación basada en clics

Cada clic cuesta! Independientemente de si el visitante realiza una acción deseada en el sitio web (por ejemplo, comprar un producto), o no. Este modelo de liquidación en función de la actividad se denomina coste por acción (CPA).

Con los anuncios CPC, el operador del sitio web es aún más responsable del éxito de una campaña publicitaria, ya que la publicidad CPC puede atraer a las partes interesadas al sitio, pero esto sólo genera costes si el sitio no puede conducir posteriormente al nuevo visitante a la acción deseada.

Conclusión sobre el modelo de facturación de coste por clic

Cuando se trata de publicidad online, el modelo CPC es imprescindible. Vale la pena familiarizarse con este modelo de facturación y también controlar la relación coste-beneficio de las respectivas campañas de AdWords.

Artículos relacionados