¿Qué son las Directrices de Google?

Las directrices para webmasters de Google son las directrices que deben seguir los webmasters según Google. Su violación, ya sea intencional o no, puede resultar en pérdidas de las posiciones o en sanciones

Definición

Las directrices para webmasters de Google son normas de calidad (tanto generales como específicas) que todo webmaster debe conocer para estructurar eficazmente su sitio web y evitar prácticas que Google considere negativas.

¿Por qué necesitamos directrices para los webmasters?

Google ha asumido la tarea de hacer que el contenido esté disponible en todo el mundo y, al hacerlo, su tarea se ha convertido en la de atraer tráfico a los sitios y controlar sus acciones en la web. Para alcanzar esta posición, ha ido mejorando paulatinamente sus resultados de búsqueda, que se han vuelto cada vez más relevantes y cualitativamente significativos en comparación con los de los motores de búsqueda de la competencia.

Para mantener esta situación, Google intenta cada vez más refinar el reconocimiento de contenidos fraudulentos, manipuladores y similares al spam. Las directrices para los webmasters son normas que permiten a los webmasters ofrecer sitios de buena calidad a los usuarios.

Se dividen en dos partes: las instrucciones generales y las normas de calidad.

¿Cuáles son las instrucciones generales de Google?

En esta parte de las instrucciones para webmasters, Google indica lo que es importante tener en cuenta para asegurar que las páginas de un sitio sean localizables (disponibilidad), fáciles de entender por Googlebot (procesamiento) y útiles para el usuario (usabilidad).

Disponibilidad

Para que Google pueda descubrir los contenidos del sitio por sí mismo, es útil enlazarlos a través de enlaces en páginas ya indexadas. Las páginas a las que aún no ha llegado Google se pueden enlazar a través de enlaces internos, preferiblemente con un texto ancla relevante.

También puede utilizar la Google Search Console para indicar manualmente el sitio a Google, con el fin de acelerar la indexación. También sería útil crear un Sitemap XML para facilitar aún más el proceso.

Procesamiento

En lo que respecta al proceso de indexación de Google, el contenido de su sitio web debe formularse de la forma más clara y transparente posible, así como contener información útil.

La tarea del webmaster es garantizar que todo el contenido relevante para el usuario sea visible y no esté oculto por otros elementos considerados menos valiosos para Google. En la Consola de Búsqueda hay una sección creada específicamente para mostrar cualquier problema de indexación, para que pueda ser corregido lo antes posible.

Usabilidad

En cuanto a la usabilidad, es aconsejable proporcionar información lo más relevante posible y prestar atención a la velocidad. El tiempo de carga es un factor de calidad probado en cuanto a la usabilidad, por lo que se debe prestar más atención a este aspecto. Google también ofrece sus propias herramientas para probar la velocidad.

Además, a medida que los smartphones se utilizan cada vez más para la búsqueda online, es necesario que los contenidos de tu sitio estén optimizados para este tipo de dispositivos, un punto que se ha vuelto aún más importante desde el lanzamiento del Mobile First Index. Por último, la página debe ser accesible a través del protocolo HTTPS.

¿Qué son las normas de calidad?

En el marco de los estándares de calidad, se recoge toda la información relativa a las tácticas utilizadas para manipular y engañar a Google, con el objetivo de influir negativamente en los resultados de búsqueda.

Vale la pena consultar los estándares de calidad si su sitio web de repente deja de posicionarse parcial o totalmente para consultas estables.

A continuación, recogemos los puntos clave que a Google “no le gustan”:

Contenido generado automáticamente

Estos textos son generados automáticamente por programas que no aportan ninguna ventaja a los usuarios: son reconocidos porque normalmente parecen escritos por un niño.

Esquemas de enlaces

Este punto es de gran actualidad: se trata de la compra o adquisición de backlinks de otras páginas, con el objetivo de aumentar la confianza de Google en su sitio.

Los enlaces comprados contradicen las directrices de Google, ya que los enlaces sólo deben obtenerse a través de contenidos meritorios.

Para comprobar si los enlaces entrantes a su sitio son de buena calidad, le recomendamos que lea el siguiente artículo:¿Cómo puedo comprobar la calidad de un Backlink potencial en una página web?

Creación de páginas sin contenido o sin contenido propio

Para satisfacer la intención de búsqueda del usuario, se debe ofrecer un contenido significativo. Pero, además de la relevancia, la calidad también es un factor clave de evaluación de los resultados de la investigación. Es por eso que se creó el Google Panda Update, que monitorea las páginas sin contenido o de baja calidad, no permitiéndoles posicionarse bien.

Cloaking

Hablamos de Cloaking cuando Googlebot ve el sitio de una manera diferente a la del usuario: Google está en contra de esta práctica porque considera muy importante que la información que usted está buscando esté realmente en la página colocada.

De hecho, si Google es capaz de ver información que está oculta para el usuario (por ejemplo, porque se le paga y primero debe registrarse), este último no considerará el resultado satisfactorio para su búsqueda.

Redirecciones engañosas

En esta sección Google habla de Redirecciones creadas para llevar al usuario a una subpágina o dominio completamente diferente con respecto al tema para el que está posicionada la URL correspondiente.

De hecho, si haces clic en un resultado que está posicionado para la consulta “¿Qué son las instrucciones para los webmasters de Google”, tu deseo es llegar a la página relacionada con el tema que está buscando y no, por ejemplo, el sitio www.comprar-posicionamiento-tu-google.com/comprar-ahora.html.

Texto y enlaces ocultos

Este punto va en la misma dirección que el cloaking, indicando el caso en el que una información está dentro del código fuente de un sitio, pero no aparece para el usuario. Esta táctica es utilizada por ciertos SEOs que creen que ciertos elementos deberían estar contenidos en una página de “Google”, pero que no es necesario (o conveniente) mostrarlos al usuario. Otra razón se refiere a una posible compra de enlaces para dar más confianza a un sitio, pero que desea mantener invisible.

Para ocultar estos textos o enlaces utilizamos la Google Search Console, por ejemplo, para mover los elementos lo más lejos posible del área visible, de modo que no sean reconocibles para los usuarios de un monitor grande.

La regla anterior también se aplica en este caso: si el contenido sólo está presente en Google, probablemente no sea útil y, por lo tanto, puede ser eliminado.

Doorway Pages

Este término indica aquellas páginas del dominio (o dominios externos) que están posicionadas para una determinada palabra clave, ofreciendo un resultado a GoogleBot, pero que en su lugar redirigen al usuario a una página completamente diferente.

La idea básica de las páginas de entrada es la posibilidad de posicionarse con muchas páginas o dominios para una palabra clave (o un grupo de palabras clave) varias veces dentro de las páginas de resultados, de forma que es más probable que el usuario llegue al dominio principal. Esto es especialmente cierto para la primera página de los resultados de búsqueda, que recibe la mayoría de los clics.

Esta fue la razón por la que BMW fue penalizado manualmente por Google en 2006.

Apropiación del contenido

Google no quiere aprovecharse del trabajo de otros: el contenido publicado en un dominio no debe estar sujeto a plagio.

Programas de afiliados sin valor añadido

Enlazado a páginas con poco contenido y páginas de entrada, este punto se refiere a los programas de afiliados: una página de este tipo que contiene recursos derivados sólo de la red de afiliados puede ser considerada por Google como cualitativamente baja.

Google sólo considera las páginas de afiliados como un valor añadido si ofrecen contenido que no existe de otro modo, como reseñas, pruebas, descripciones de productos o comparaciones de precios.

Uso de palabras clave en exceso

En este caso, estamos hablando de páginas creadas específicamente para Google y en las que hay una lista de palabras clave sin contexto, o contenido en el que las palabras clave se repiten tan a menudo que no aportan ninguna ventaja al usuario.

Creación de páginas con comportamiento dañino

Este punto toca las tácticas de SEO Black Hat que tienen como objetivo maniobras fraudulentas, como la apropiación de contraseñas (phishing), o la instalación de virus y malware.

Este es un problema que principalmente informa sobre sitios pirateados: en este caso, Google procederá inmediatamente a informarte del ataque, tal y como se informa en la ayuda para webmaster: sitios comprometidos.

Abuso de la marcación de Rich Snippet

Google crea Rich Snippets a partir de los datos estructurados de un sitio y puede aparecer, por ejemplo, en forma de recetas, eventos o evaluaciones con estrellas. Estos resultados tienen una posición distinta en los resultados de búsqueda (dentro del fragmento) y ofrecen, según Google, un valor añadido para los usuarios.
Un ejemplo: Debajo de este resultado de búsqueda se muestran tres ejemplos, aumentando así las posibilidades de interacción dentro de la página de resultados.

Debido a la exclusividad de Rich Snippets, algunos webmasters han intentado abusar de esta característica, por ejemplo, utilizando datos estructurados para mostrar eventos, que en realidad no eran eventos. Este caso es denunciado por Google en uno de sus artículos de blog

Envío de solicitudes automáticas a Google

Para las solicitudes automáticas, debe utilizar las API proporcionadas por Google, y no la información programada con fines de raspado.

¿Qué puedo hacer si mi competidor viola las instrucciones para webmasters?

Cualquier persona tiene la oportunidad de enviar un informe de spam, pero es importante tener pruebas para confirmar la violación. Cada informe es leído y evaluado por un empleado de Google, pero no se enviará ninguna respuesta.

Enviar un informe de spam vago e hipotético contra un competidor no tiene ningún sentido, también porque, si el equipo antispam considera que un informe es de baja calidad, puede decidir ignorar todos los informes posteriores enviados por la misma cuenta de la Google Search Console.

¿Qué puedo hacer si mi sitio web viola las instrucciones para webmasters?
Cuando un sitio web viola las instrucciones para los webmasters, tarde o temprano incurrirá en una penalización manual: en este caso, Google enviará una advertencia a través de la Consola de Búsqueda, dando una idea de la razón por la que se inició este procedimiento.

En este caso, el webmaster puede responder con una petición  de reconsideración, pidiendo al equipo antispam de Google que vuelva a evaluar el sitio y que se ponga en contacto con el webmaster al final del proceso.

Conclusión

No es difícil entender por qué a Google no le gustan algunas prácticas de SEO: los sitios que pretenden manipular algoritmos de ranking o dañar a los usuarios no se pueden permitir dentro de las páginas de resultados.

Sin embargo, cuando se pretende crear contenido propio para un determinado grupo de usuarios (y no para Google), las posibilidades de incurrir en una violación de las instrucciones para los webmasters son muy limitadas (alcanzando, a lo sumo, el intercambio de enlaces).